Movilidad y oficina flexible

13 marzo 2009 at 19:04 1 comentario

Porque los telecos también necesitamos saber de empresas, es interesante observar el concepto de movilidad y cómo nos puede beneficiar a nosotros y a la propia empresa.

Hace un mes y poco estuve con el resto de la clase de Organización de Empresas (sí, hay de eso en teleco y es importante conocerlo) de visita a las oficinas de Sun Microsystems en Madrid. Allí nos mostraron una presentación sobre la compañía, su responsabilidad corporativa, su organización, estructura y estrategia… pero lo que más me sorprendió fue el concepto de oficina flexible, también conocido como open work.

Esto también me ha hecho pensar en un artículo de la revista “Bit” sobre la movilidad, sobre los costes que suponen mantener unas oficinas y cómo el rendimiento de los empleados se ve influido por la presión de estar allí trabajando en vez de estar en casa.

Pero ¿cómo definir la movilidad? Se puede decir que es una tecnología que permite

  • Disponer de un mayor número de recursos en un determinado momento.
  • Independencia entre trabajo y lugar donde se realiza.
  • Menos dispositivos o herramientas necesarios para realizar el mayor número de tareas.
  • Capacidad de comunicación y colaboración con terceros sin depender de la tecnología usada.

Pensémoslo bien: el concepto de movilidad, de oficina flexible, nos lleva a que no es necesario estar dando el callo en la oficina. De hecho, uno no tiene una oficina tal y como se ha entendido hasta ahora. Sí, la empresa tiene su lugar físico, pero no hay un sitio concreto con una placa con tu nombre y seguramente no esté plagada de fotocopiadoras, impresoras, ordenadores y máquinas de café.

Eso hace que las empresas tengan que gastar menos dinero a la hora de mantener el bloque de oficinas: cada cual se trae el material que necesita más lo que le va a ofrecer la empresa (que será menos de lo que haría en un modelo más clásico). Pensad en el dinero que una empresa se ahorra en papel, tinta de impresora, tóner de fotocopiadora, desplazamientos (al final hablaré del ejemplo de Sun Microsystems y veréis de qué hablo)… dinero que se puede invertir en áreas como investigación y desarrollo, por ejemplo.

También tengamos en cuenta que con el concepto de oficina flexible, podemos trabajar en casa sin problemas. Pero no es cosa de hacer el vago mientras estamos allí, no. De hecho, la motivación de un lugar más familiar y, desde nuestro punto de vista, agradable puede ayudar a que nuestro rendimiento mejore.

También es cierto que hay que dar un cierto feedback del trabajo que estamos realizando. Para ello, hay que identificarse en la base de datos de la empresa, que estará disponible desde casa. Es por eso que el sistema tiene que ser rápido y seguro. Por ello, todo está centralizado, lo que permite un acceso más ágil a la información, y el trabajador, desde casa, se identifica en el sistema y puede observar un archivo de logs para observar su progreso.

Esto también nos lleva a que, al estar centralizada la información, no sea tan necesario la renovación de dispositivos ni estar constantemente haciendo copias de la información para pasarla a nuevos dispositivos. Se hacen copias de seguridad, sí, pero todo queda dentro de un mismo sistema, no repartido entre dispositivos que, si eso, están conectados a una red (en nuestro caso, ahora los dispositivos nos permiten trabajar directamente con el sistema, en ellos no almacenamos nada por norma general).

La agilización de los procesos es muy importante de cara al cliente. Ofrecemos, así, un servicio rápido y controlado que nos ayudará en nuestro trabajo. Y también es beneficioso para nosotros, pues la curva de aprendizaje nos permite ganar experiencia de forma rápida y efectiva.

El éxito de esta movilidad, sin embargo, depende de dos factores muy a tener en cuenta:

  1. Trabajo por objetivos. Cada trabajador sabe las metas que le corresponden dentro de la empresa y debe alcanzarlas. Es importante que se controlen estas metas, pues alcanzar los objetivos no es sólo beneficioso para la empresa, sino también para nosotros, para hacernos ver el valor del esfuerzo y la responsabilidad.
  2. El uso de la tecnología, importante para poder comunicarse. Sea teléfono fijo, móvil, Internet… lo importante es que haya una forma de contactar.

Es importante tener esto en cuenta. ¿Por qué? Porque hay gente que ve que un modelo de movilidad no es viable. En primer lugar, porque los usuarios no están habituados a dispositivos móviles; en segundo lugar, porque se piensa que lo que la empresa se puede ahorrar en material o muebles puede que se gaste en comunicaciones y la reducción de costes no parezca tal; y en tercer lugar, que los mejores promotores desconozcan este tipo de proyecto.

El tema está en tratar de conseguir que los empleados aprendan el uso de estos dispositivos y elegir el que más convenga para el trabajo de oficina flexible. Hay que tener en cuenta que el dispositivo móvil elegido será la “cara visible” del proyecto.

También hay que tener en cuenta qué le aporta al trabajador. Se ve que esto puede ayudar a potenciar su rendimiento, pero también es conveniente que el trabajador se sienta cómodo, que pueda trabajar pero a la vez poder consultar su correo electrónico, chatear, visitar páginas web… todo ello gracias al dispositivo.

¿Y cómo entra el Ingeniero de Telecomunicación en esto? Mirad bien lo que necesitamos para la movilidad: establecer y cumplir unas metas y comunicarse. Comunicarse es vital para informar de nuestro progreso y para poder estar al tanto de lo que tenemos que hacer. El ingeniero debe conocer los dispositivos móviles, cómo se usan y en qué pueden beneficiar a la empresa y a sus trabajadores.

Y aunque ya se ha dicho que las ingenierías en general no pasan un buen momento, si las empresas empiezan a ver para qué nos pueden servir la movilidad (sobre todo las que tengan vistas al mercado internacional), está claro que los telecos pueden aprovechar el momento y sus conocimientos para ayudar en ello. Además, no estaremos metiéndonos en territorio de nadie ni robando competencias y atributos, ya que para implementar esta movilidad es necesaria una especialización como la nuestra. Y además, es algo nuestro.

Y ¿qué empresas nos convendrían? Sencillo: las operadoras móviles, los integradores y desarrolladores, los fabricantes y las consultoras. A partir de aquí se pueden adquirir los conocimientos necesarios para la movilidad y su implantación.

Ahora vayamos con el ejemplo de Sun Microsystems. Advierto que esto es lo que nos comentaron en la empresa y ya veréis cómo nos la tratan de vender. Cuánto de esto es cierto o no… bueno, una empresa debe saber que lo mejor es ser honestos, así que no creo que en Sun Microsystems se hayan echado tantas flores como parece.

En Sun Microsystems, la empresa responsable de productos como Javascript u Open Office, el sistema de trabajo es sencillo: existen unas oficinas físicas, pero no son oficinas concretas para tal o cual persona, sino que si hay una oficina libre o un cubículo con sitios, te puedes sentar ahí. Eso si quieres ir a la oficina, porque puedes hacer tu trabajo desde casa. Claro que hay veces en que irás a la fuerza a la oficina, como es en el caso de las reuniones…

El dispositivo que utilizan en Sun Microsystems es el ordenador SunRay (actualmente hay varias versiones). Es un cliente ligero que no tiene disco duro (por lo que reduce mucho su consumo, hasta 4 V), sino que trabaja directamente conectado a la red de la empresa, empleando teclado, ratón y monitor conectados a éste. Funciona bajo Windows, Linux y Solaris y el hecho de consumir menos ayuda también a que su vida operativa sea bastante mayor.

SunRay2 es la versión más actual del dispositivo.

SunRay2 es la versión más actual del dispositivo.

Para emplearlo, se utiliza una tarjeta de identificación de trabajador y una contraseña. Esto permite al usuario entrar en su sesión dentro del sistema y continuar trabajando desde el último punto en que dejó su tarea.

Ahora pasemos a ver un poco el ahorro que, según Sun Microsystems, se puede llegar.

  • En caso de vivir cerca:
    • 216 Euros/año de combustible
    • 408 horas en desplazamientos al año
    • 153 Kg de emisiones de CO2 (el equivalente a plantar 25 árboles)
  • En caso de vivir lejos:
    • Casi 700 Euros/año de combustible
    • 634 horas en desplazamientos al año
    • 920 Kg de emisiones de CO2 (el equivalente a plantar 153 árboles)

En el caso concreto de las oficinas de Sun en Madrid, se trabaja con una relación de 3 trabajadores para 2 puestos de trabajo. Con dicha relación, hay un ahorro de rentas de aproximadamente 1.421.000 € al año y un ahorro en electricidad de unos 133.000 € al año.

Que en el futuro las empresas miren más por la movilidad es algo que deberemos esperar. Pero ya veis que para el Ingeniero de Telecomunicación puede ser algo interesante y con bastante salida.

Anuncios

Entry filed under: Empresas, Ingeniero de Telecomunicación, Telecomunicaciones. Tags: , , , , .

Seguridad wireless, parte 2 20 años de WWW

1 comentario Add your own

  • 1. Pegados a la Blackberry « Vida Teleco  |  7 septiembre 2009 en 14:43

    […] sobre el fenómeno de las comunicaciones móviles en la empresa, que me recordó a cuando hablé de movilidad y oficina flexible, me ha interesado bastante, más que nada por el efecto que puede producir en la gente que no sepa […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2009
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Twitteando

Páginas

Miscelánea

Add to Technorati Favorites

A %d blogueros les gusta esto: