Motores de búsqueda, parte 1

23 marzo 2009 at 15:16 Deja un comentario

Un artículo dividido en partes, en esta ocasión dedicado a los motores de búsqueda. Ya que mi PFC está basado en optimización para motores de búsqueda (SEO), hay que aprender sobre los motores de búsqueda. Aquí, en esta primera parte, toca definirlos y saber un poco de su historia y los tipos que hay.

¿Qué es un motor de búsqueda? Todos usamos Google, Yahoo!, MSN Live… pero, ¿cómo definirlos exactamente?

Bien, un motor de búsqueda es un programa que recoge información de páginas web. Dicha información viene en forma de palabras o frases clave que actúan como indicadores de lo que contiene la página, la dirección URL de dicha página, su código, y los enlaces que llevan o parten de ella. Toda esa información es indexada y almacenada en una base de datos, que es la que se consulta cuando el usuario hace una búsqueda.

Y todos sabemos cómo hacer una búsqueda: insertamos en el interfaz para usuario (la página con la cajetilla) la palabra o frase clave de lo que buscamos y, al pulsar el botón de búsqueda, un algoritmo examinará de entre la información almacenada para finalmente mostrar los enlaces a las páginas web que se ajusten a los criterios de la búsqueda.

Pero antes de seguir, hagamos un poco de historia…

En 1990, Alan Emtage, alumno de la Universidad McGill de Montreal creó Archie (derivado de ‘archives’, nada que ver con cierto personaje de cómic), un índice de los archivos de Internet para facilitar la búsqueda de los mismos. Al año siguiente, Mark McCahill, de la Universidad de Minnesota, creó una herramienta, Gopher, capaz de buscar líneas específicas de los archivos de texto. Sin embargo, ninguno de éstos tenía nada que ver con lo que actualmente conocemos como un motor de búsqueda en Internet.

Para ello habría que esperar a 1993, cuando Matthew Gray desarrolló el primer buscador real, Wandex. Este programa era capaz de indexar páginas y buscar entre ellas la información necesaria. Tras su creación, comenzaron a aparecer más motores de búsqueda:

  • 1993 – Excite
  • 1994 – Yahoo!, Web Crawler, Lycos
  • 1995 – Infoseek, AltaVista
  • 1996 – Inktomi
  • 1997 – Ask Jeeves, Google
  • 1998 – MSN Search

Con esto se puede ver que en realidad los buscadores son bastante “jóvenes”, contando con poco más de 15 años de existencia.

Y en sus comienzos, sus páginas de interfaz eran muy simples, permitiendo buscar sólo información y personalizar los criterios de búsqueda. Sin embargo, en la actualidad muchos buscadores ofrecen muchas más posibilidades, permitiendo personalizar la página de inicio del buscador con información meteorológica, noticias, cuentas propias de e-mail y otros elementos que asegurarán que el usuario volverá a la página para realizar sus búsquedas. Sólo hay que pasarse por cualquiera de los tres grandes buscadores para verlo.

Conocidos los aspectos generales y la historia de los buscadores, ahora podremos clasificarlos en categorías, según su ámbito:

  • Motores de búsqueda primarios (Google, Yahoo!, MSN Live): Son los más empleados, los que indexan todos o la mayor parte de los sitios web. Son los que generan la mayor cantidad de tráfico de un sitio web, convirtiéndose en foco primario del SEO. Su categoría se debe, sobre todo, al empleo de un algoritmo de búsqueda correcto que le permita obtener los mejores resultados posibles y al hecho de ofrecer otros servicios, posteriores a la creación del buscador, como correo electrónico, noticias y diversos medios de entretenimiento.
  • Motores de búsqueda secundarios (Lycos, Ask.com, AOL): Son buscadores generales, pero sus resultados son más específicos en el ámbito regional. Entre estos motores variará la clasificación de los resultados de búsqueda, basándose unos en palabras clave y otros en reciprocidad de enlaces. Aun siendo secundarios, son fundamentales en las tácticas de SEO, al haber usuarios que son más fieles a estos buscadores “menores” que a los grandes.
  • Motores de búsqueda terciarios (CitySearch, Yahoo! Travel, Music Search): También conocidos como buscadores temáticos, con criterios variando según el tema. Para las técnicas de SEO, estos motores sólo deben tener importancia si están relacionados con algún tema de la página web interesada.
  • Meta motores de búsqueda (DogPile): Se dedican a buscar otros motores de búsqueda y reunir la información en éstos para la búsqueda deseada. Estos meta motores utilizan meta información en el sitio para sus búsquedas, además de palabras clave y otros aspectos. Aunque se les pueda aplicar SEO (y hay que tenerlos en cuenta, puesto que cuentan con un público potencial), hay que recordar que la optimización para éstos debe ser orientada de otra forma al recoger resultados de otros motores de búsqueda de forma efectiva y muestra los mejores resultados.

Si alguna vez os habéis preguntado cómo exactamente se indexan los sitios web en un buscador, de eso se hablará en la segunda parte del artículo.

Anuncios

Entry filed under: Telecomunicaciones. Tags: , , , , .

Los taquiones lo enturbian todo… si es que existen Motores de búsqueda, parte 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2009
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Twitteando

Páginas

Miscelánea

Add to Technorati Favorites

A %d blogueros les gusta esto: