Visita a la central San Antón

22 abril 2009 at 23:09 Deja un comentario

Siento tener que poner una entrada a estas horas, pero con el día que he tenido hoy, pues no ha habido mucho tiempo para tener cerca el ordenador. Y, de todos modos, seré bastante breve hoy.

Resulta que hoy hemos estado de visita en la central San Antón de Telefónica, en pleno Vallecas. El Dr. Carlos Blanco nos ha llevado para que, al menos, pudiéramos decir que hemos estado en una central de Telefónica, porque normalmente se trabaja en oficinas, no en la central en sí, por eso de que ya no hace falta tanto mantenimiento y se puede controlar todo a través de software. Y la verdad sea dicha, me esperaba algo no muy interesante pero todo resultó mejor de lo que esperaba.

La introducción a esta visita vino con bastante teoría sobre el despliegue del cableado, desde que éste sale de la central y pasa por las cajas de registro hasta que los pares llegan a las viviendas.  Aunque había algo de teoría que sí conocíamos, había aspectos como la distribución de los pares (dos cables para comunicación) o cómo se podían identificar éstos gracias a códigos de colores (que determinan a qué grupo pertenecen) eran cosas que, aunque parezcan una tontería, es bueno saber. También nos comentaron bastante sobre algunos tipos de red de pares, como la rígida (cada usuario tiene su par), flexible (permite tener cables de sobra; por ejemplo, si normalmente se tiene 1200 pares, podemos tener hasta 2400, como recambios) y múltiple (varias cajas o armarios comparten pares, pero si ese par falla en una caja/un armario, falla en todos).

Aunque la teoría era interesante, lo que mejor sabor de boca me dejó fue la visita a las instalaciones de la central. En primer lugar, hemos podido observar cómo se disponen los grandes tubos que contienen los pares y cómo entran en las matrices de registro (una serie de huecos en la pared de la caja de registro para introducir los tubos), cómo se acoplan (en esto es importante conocer los cógidos de colores) , ver la diferencia entre el tubo de pares de cobre y el tritubo de la fibra óptica (curioso saber que por mucho que se diga que la fibra óptica es el futuro y Telefónica está ahora con su nueva política para probar la fibra, gran parte de su red sigue siendo pares de cobre) o comprobar las medidas de seguridad debido a que, al estar en el subsuelo, la caja de registro (que por cierto, es una habitación enorme, no una “caja”) pueda contener gases inflamables y tóxicos.

Después estuvimos visitando lo que sería la “alimentación” de la central, con una gran cantidad de baterías para poder subsistir en caso de corte de electricidad o los diversos motores de que también dispone (entre ellos uno de unos 22000 caballos de potencia bien grandote). No es que fuese tremendamente interesante, pero es bueno saber que se toman todas las precauciones posibles en caso de imprevistos con el suministro de energía.

No contentos con haber visto los tubos de pares, pudimos ver los pares en sí y sus regletas, su distribución… La verdad es que era una cantidad de datos impresionante para poder asimilarla, pero básicamente, cada par corresponde a un número de teléfono y aunque antes se hacía manualmente, ahora la asignación es a través de programa (como muchas cosas). También es interesante ver el mecanismo que permite tener datos y voz en el ADSL, aunque cosas como que datos y voz tienen distintas frecuencias y se pueden obtener por separado con filtros ya se saben. Y también pudimos ver la sección de la OBA (Oferta de Bucel de Abonado), dónde no sólo están los bucles de abonado de la propia Telefónica y una sección para terminales móviles, sino que aquí es donde se sitúan los bucles de abonado que puede usar la competencia (recordemos que con la apertura del mercado de telefonía y el fin de su monopolio, Telefónica debe alquilar sus infraestructuras a otros operadores), tras unas rejas a las que sólo pueden acceder miembros de otras operadoras.

Y me gustaría decir más, pero son tantos conceptos que muchos se pueden escapar. Para estas cosas es necesaria una buena formación una vez acabada la carrera (recordad: cuando os licenciéis no seréis expertos, sino que tendréis una base bien aprendida sobre la cual seguiréis aprendiendo y mejorando… en el trabajo, y cobrando un sueldo… y pagando una hipoteca xD), pero al menos ahora son cosas que a mí no me van a resultar extrañas. Pero claro, uno puede pensar “si todo se controla por software, ¿para qué saberlo?”. Porque es necesario, nunca sabes cuándo tienes que ir a solucionar un problema con los pares o la OBA en persona o a través del programa.

Si tenéis oportunidad de ir a alguna pequeña visita a alguna empresa o similiar dedicada a las telecomunicaciones, haced lo que sea posible para ir. Yo lo recomiendo.

Entry filed under: Telecomunicaciones, Universidad. Tags: .

Carlos Blanco y las herramientas de cálculo Retrospectiva de Vida Teleco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Twitteando

Páginas

Miscelánea

Add to Technorati Favorites

A %d blogueros les gusta esto: