Buscando trabajo, parte 1

15 julio 2009 at 16:15 3 comentarios

Llevo unos días que no paro, así que es normal que esto haya quedado un poco abandonado. Es lo que tiene estar ocupado mandando currículums y preparándose para una entrevista de trabajo. Así que tocará hablar de algo más general y que afecta a todos. Toca hablar de la odisea de la búsqueda de trabajo.

Todos sabemos que hay que empezar por algo a la hora de buscar trabajo. Y eso es mirar las ofertas de trabajo. Puedes unirte a páginas donde se listen estas ofertas, tales como InfoJobs o Monster, o bien puedes buscar en las propias webs de las empresas para encontrar algo interesante y que se ajuste a lo que buscas.

Una vez que has encontrado el trabajo que se ajuste a tus necesidades y a tus capacidades, es hora de mandarles el currículum vitae. ¿Y qué es el currículum vitae? Bueno, no es algo desconocido para nosotros, pero por si acaso alguien anda despistado, es básicamente un documento donde muestras tus estudios, experiencia laboral y cualquier capacidad laboral y estudiantil que tengas.

Hacer un buen currículum no es demasiado difícil, pero hay que saber montárselo bien. Aquí os dejo los pasos que yo sigo para la redacción de un currículum y que puede serviros.

Datos personales: El currículum es tu forma de darte a conocer a la empresa y hay que empezar por lo básico. Aquí es donde pondrás tu nombre, apellidos, fecha de nacimiento, DNI, lugar de residencia y teléfono (y también e-mail) de contacto. No es recomendable incluir cosas como estado civil o confesión religiosa, por ejemplo, ya que aunque sean datos personales no hace falta ser tan íntimo.

Estudios finalizados: Tu formación académica, básicamente. Desde el graduado escolar hasta tu carrera, pasando por instituto y bachillerato. Por supuesto, incluir másters o el proyecto final de carrera es altamente recomendable en este apartado, para que observen hasta qué punto llegas en lo académico. Recuerda siempre poner los años en que has estado cursando cada cosa.

Otros conocimientos: Para ingenieros, conocimientos técnicos e informáticos, por ejemplo. Ésta es la formación que uno tiene al margen de lo puramente académico. Pueden ser cursos oficiales o que hayas sido autodidacta, pero a las empresas les interesa la gente que sepa manejar el Microsoft Office, el lenguaje Java o que tenga conocimientos de HTML.

Idiomas: Esto también es muy importante. En un mundo cada vez más conectado, conocer otros idiomas es esencial. El inglés es, sencillamente, obligatorio. Tener al menos la lengua de Shakespeare y a un nivel más que aceptable ayuda en las empresas más internacionales. Por supuesto, cuantos más idiomas, mejor. Hay clientes de ciertas empresas que prefieren que les hablen en su lengua nativa aunque sea posible hablar en inglés.

Datos laborales: Alias “experiencia laboral”. Dónde has trabajado, durante cuánto tiempo y qué has hecho. Hay empresas que requieren que tengas ciertos años de experiencia en cierta materia, así que si los tienes, ¡enséñalos! La experiencia laboral se consigue trabajando, así que este apartado va a ir creciendo con el tiempo.

Otros: En este apartado entrarían diversos factores, tales como tus aficiones (no es algo demasiado íntimo, por fortuna), las competencias que poseas (trabajo en equipo, responsabilidad hacia metas y objetivos, etc.) y disponibilidad para incorporarse al puesto de trabajo.

A veces un currículum no es suficiente. Bueno, en la mayor parte de los casos, las empresas sólo necesitan el currículum, pero un aliciente muy valorado es el de la carta de presentación. Ésta sirve, como su nombre indica, de presentación del candidato de cara al puesto de empleo. Si quieres causar una buena impresión incluso antes de que lean tu currículum, tu carta de presentación debe ser muy convincente.

Por supuesto, esta carta debe estar bien redactada y estructurada, formal, sin faltas de ortografía, no solamente presentarse y argumentar por qué crees que puedes optar a ese trabajo. También es recomendable no ser muy egocéntrico, simplemente estás presentándote, no auto-alabándote, ni repetir todo lo que dice el currículum, sólo destaca lo que te parece más importante para el puesto de trabajo. Tampoco te pases con la longitud; una carta de presentación de una página es más que suficiente.

¿Y qué estructura se puede seguir? Pues hay formas y formas de hacer una carta de presentación. Yo sigo la siguiente estructura:

  • Presentación y objetivo de la carta. Date a conocer desde el primer momento y haz un pequeño apunte sobre qué es lo que quieres con esta carta.
  • Comentar el porqué has pensado en esta empresa y en ese trabajo. Que se note que tienes interés en general y qué quieres alcanzar.

    Comentar tus habilidades, orientadas al puesto de trabajo por el que estás interesado. Explica cómo las pondrás al servicio del puesto y de la empresa.

  • Es recomendable, antes de cerrar, mostrarse dispuesto a un posible encuentro en persona, lo que sería la entrevista de trabajo. Pero no hay que ser muy directo ni típico, con mencionar que estás interesado en que se te contacte para concretar una cita basta.
  • Y por supeusto, una despedida cordial y formal, con tu firma.
Anuncios

Entry filed under: Empresas, Personal. Tags: , , , .

Bluetooth, parte 5 Buscando trabajo, parte 2

3 comentarios Add your own

  • 1. Bitacoras.com  |  17 julio 2009 en 18:31

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Llevo unos días que no paro, así que es normal que esto haya quedado un poco abandonado. Es lo que tiene estar ocupado mandando currículums y preparándose para una entrevista de trabajo. Así que tocará hablar de algo más gene…..

  • 2. errante  |  20 julio 2009 en 01:07

    Vaya, resumen completito de por dónde empezar con los dichosos papeles esos 😛

    Te cuento las pocas cosas donde opino distinto (para gustos…)
    (Disclaimer: soy el menos indicado, aún sigo buscando empleo 😀 y lo mejor que conseguí en el pasado no fue gracias a esos papeles)

    Yo NO incluyo DNI. Creo que no le sirve absolutamente para nada* al que quiera convencer para que me entreviste. En tal caso, a los de RRHH, nóminas, administración o lo que sea, pero cuando vayan a formalizar el contrato 😉

    * Me refiero para nada bueno para mi…
    Suele ser fácil encontrarlo si uno se lo propone. Pero no voy a dar yo las facilidades para que descubran más notas, resultados en becas, citaciones, multas etc. que pueden estar publicadas por ahí. Nunca subestimes los BOE, actas, etc. que hay accesibles a golpe de un clic 😀

    En cuanto a la formación académica, salvo casos muy muy concretos no incluiría educación convencional anterior a la universidad. Cuanta menos paja, mejor; sin embargo sí que dedicaría espacio para explicar el PFC.

  • 3. Draug  |  20 julio 2009 en 13:44

    Bueno, lo del DNI y la formación no-universitaria a veces he considerado no incluirlo, aunque soy de los que cuanto más mejor. De todos modos, por el momento eso no me ha dado problemas, aunque lo del PFC sí que es cierto explicarlo un poquillo. 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Twitteando

Páginas

Miscelánea

Add to Technorati Favorites

A %d blogueros les gusta esto: