Los entornos inteligentes y yo

17 febrero 2010 at 15:14 3 comentarios

Hace un tiempo dije que estaba en Málaga, estudiando un máster de Sistemas Electrónicos para Entornos Inteligentes… y también que iba a explicarlo. Aunque debería haberlo hecho antes, ¡más vale tarde que nunca!

En primer lugar, preguntémosnos: ¿qué entendemos por entornos inteligentes?

Se puede decir que éste es un paso más en la evolución de la computación, desde aquellos grandes ordenadores hasta los PCs y portátiles actuales con gran conectividad entre ellos. Una parte de esta inteligencia ambiental se basa en el concepto de la computación ubicua, es decir, la integración de la informática en nuestro entorno de forma que los ordenadores y otros sistemas de procesamiento no sean elementos diferenciados, sino que formen parte natural de esos entornos.

Basándose en ello, tenemos los entornos inteligentes. Éstos son entornos digitales formados por redes de dispositivos inteligentes, que detectan la presencia y acciones del usuario y actuar en consecuencia (es decir, es reactivo), e incluso se puede anticipar y adaptar a las necesidades y preferencias del usuario.

Sus aplicaciones no son pocas: domótica, teleasistencia, hospitales, servicios de emergencia, transporte, educación y espacios de trabajo pueden verse beneficiados por la actuación de estos entornos.

En un entorno inteligente intervienen varios elementos:

  • Sensores: Los encargados de captar la información del entorno. Los hay de rastreo, de identificación, ambientales, de señales biológicas, etc. Cada uno permite obtener distintos tipos de información que pueda necesitar nuestro entorno inteligente.
  • Actuadores: Se encargan de reaccionar ante los estímulos externos. Pueden ser de imagen, sonido, tacto o incluso robots (más en el sentido del brazo robótico, por ejemplo, que el de un androide).
  • Redes: Definidas por su arquitectura (influyen el número de nodos, la centralización y la orientación a servicios, entre otros), sus nodos (autónomos, portátiles y estáticos) y su tecnología (Bluetooth, WiFi, WiMAX, ZigBee, UWB, etc.).
  • Inteligencia ambiental: La capacidad del entorno para asimilar la información recibida y saber cómo actuar en cada situación y adaptarse a los cambios de contexto. Modelando los perfiles de usuario, puede actuar de forma proactiva, tomando decisiones.
  • Interacción persona-máquina: En vez de establecerse una comunicación directa y muy delimitada, como ha pasado siempre, aquí se trata de que la comunicación “esté en el aire”, que no haya canales muy delimitados y que sea el propio contexto el que contenga toda la información necesaria para todos.
  • Privacidad y seguridad: Debido a lo último que se ha dicho, es muy importante la codificación correcta de los datos y su encriptación, ya que de otra forma cualquiera podría tomar la información del contexto. Además, el usuario debe ser capaz de controlar su privacidad. Aun así, hay bastante desconfianza debido a todo ello e incluso el hecho de que el sistema sea proactivo lleva a la desconfianza, como si un buen día al sistema domótico de nuestra casa de repente le diese por emular a HAL 9000 o SkyNet

¿Y qué hemos visto en el máster? Pues a día de hoy…

  • Cómo hacer proyectos… desde una perspectiva bastante diferente a cómo lo hacía. Quiero decir, en la carrera aprendí a hacer proyectos bastante en general, pero aquí lo enfocan más a un proyecto con bastante carga tecnológica. Algo muy interesante, hay que decirlo.
  • Usar más los microcontroladores y las FPGAs… aunque siendo sincero, es la primera vez que uso una FPGA. Bastante importantes teniendo en cuenta las especificaciones para ciertas redes de sensores…
  • Saber sobre los sistemas empotrados. Un sistema empotrado se define, de forma rápida, como cualquier dispositivo electrónico con capacidad de procesamiento (vamos, casi cualquier sistema de procesamiento que no sea un PC), monofuncional, reactivo a tiempo real y con fuertes restricciones (bajo consumo, pequeño, procesamiento rápido…).
  • … Que hablando de las redes de sensores, me sonaban todas a que ya las había oído antes. Y es normal: cuando estaba de Erasmus en Suecia, en la Chalmers University of Technology ya habíamos visto todo sobre ad-hoc, WiFi, ZigBee y Bluetooth, entre otras redes.
  • Programar. Oh, ¿creíais que por ser teleco me iba a escaquear? No, los telecos tenemos que saber defendernos también con los códigos. Menos mal que aún me acuerdo de cómo usar C (bueno, tampoco es tan difícil C cuando te acostumbras). Y más ahora, que estamos con MATLAB para lógica y con CVI para interfaces de usuario.
Anuncios

Entry filed under: Estudios, TIC, Universidad. Tags: , .

El esfuerzo y el Teleco Cuando las cosas no van demasiado bien…

3 comentarios Add your own

  • 1. jose M  |  18 febrero 2010 en 00:44

    Muchas Gracias! No tiene mala pinta y por cuantos leuros te sale entero?

    Un saludo

  • 2. Draug  |  18 febrero 2010 en 14:39

    Pues la broma sale a unos 1600 euros en total (aunque he solicitado beca) y es el primer año del máster, por lo que es un tanto experimental.

    Lo malo de salirme trabajo y no poder compatibilizar (y menos si me voy fuera de Málaga) es que voy a perder esos 1600 euros… pero bueno, habrá que ver qué pasa.

  • 3. El Jose  |  10 marzo 2010 en 21:58

    Como acabes montando a Skynet la vas a liar. Y ese master, te lo vas a comer crudo crudo… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Twitteando

Páginas

Miscelánea

Add to Technorati Favorites

A %d blogueros les gusta esto: